El juego de moda

jungle-speed.jpg 

6 de diciembre de 2006. Un grupo de 4 jóvenes cabalga a lomos de un Opel Corsa por la A-7 dirección Alicante. Su objetivo: alcanzar el lugar conocido como San Vicent del Raspeig y traer de vuelta a casa a Elena (la coneseta). Poco sospechan que allá les aguarda una sorpresa que cambiará, no solo su vida, sino la de todos sus semejantes y coetáneos. No son capaces de imaginar que en aquellas tierras tropezarán con el objeto maligno, el invento infernal que corromperá sus almas impidiéndoles distinguir entre el bien y el mal, los amigos y los enemigos, lo justo y lo injusto, la mentira y la verdad. Ese demoníaco artefacto responde al inocente nombre de “Jungle Speed” (pronúnciese “llánguel spid”) y se esconde bajo la promesa de ser solo un “juego”.

Los que piensen que el boxeo es un deporte violento es porque nunca han jugado al Jungle. Sus normas son sencillas pero su ejecución complicada. María rayó la perfección definiéndolo como “un juego muy divertido en el que siempre pierdo yo”. Consiste en una baraja de cartas de diferentes formas y colores en el que, en determinadas circunstancias de coincidencia entre dichas cartas, los jugadores deben luchar (literalmente) por alcanzar un tótem situado en el centro de la mesa. No voy a extenderme más en su funcionamiento. Si queréis conocerlo mejor regaladme uno y ya os invitaré a jugar.

El caso es que el Jungle es una plaga que se extiende como un virus letal. Este fin de semana el Maligno eligió a Gema como vehículo portador para dar a conocer el Jungle a más incautos e inocentes y la Caseta del Quet (pronúnciese “casetalquét”) como lugar perfecto para el crimen. Así, tras una tranquila mañana entre almuerzo y preparación de campamento, una entretenida ingesta de macarrones con Xavi probando la resistencia del semi y un breve pero reconfortante rato de relax tumbados bajo el sol, nada hacía presagiar lo que iba a desencadenarse cuando la susodicha Gema preguntó, como quien no quiere la cosa: “¿Un Jungle?” Solo Carles, Miriam, Salva, la propia Gemona y yo conocíamos el juego, así que lo primero fue aleccionar al resto de los acampados que se dejaron convencer, pocos en principio. Ahí empezó la hecatombe. Creo no exagerar si digo que, salvo el lapsus de la misa, la cena y un débil intento del Sing Star por coronarse como rey del weekend, desde las 16:30 a las 02:00 siempre hubo alguien jungleando. Y el maratón siguió a la mañana siguiente (al final no hubo piraguas).

Pero no se crean que toda la acampada fue Jungle y nada más, ¿eh? Lo que ocurre es que el jueguecillo de marras se erigió en una especie de fuego que había que mantener siempre vigilado, como en tiempos prehistóricos. Podía haber gente cocinando, preparando campamento, jugando al Sing Star (o cagándose en él), viendo el fútbol o descansando; pero el tótem no paró de pasar de mano en mano en una eterna partida en que los jugadores iban entrando y saliendo pero sin detener nunca el juego. Y claro, lo que tenía que pasar, pasó. Tras su aparencia divertida, el Jungle empezó poco a poco a corromper las almas de los miembros del Junior: trampas constantes, tótems que vuelan con gente que corre persiguiéndolos en encarnizada lucha, sillas que caen, insultos, miradas asesinas, Lucía que ataca con sus uñas no homologadas, sangre en la mano de Miriam… pero, como alguien dijo durante la partida, “en el Jungle no existe el perdón”.

En fin, que si, a pesar de este apocalíptico comentario, alguien aun tiene ganas de conocer el juego, lo dicho: me regaláis uno (de venta en Imágenes Shop, la megatienda friki de la calle Ruzafa). Bueeeeno, si queréis os lo podéis comprar vosotros también con la condición de que me invitéis a jugar. Ojito, que engancha.

P.D. Por increible que parezca, el campamento ya está casi preparado. ¿Seguro que el día en la Caseta del Quet solo tiene 24 horas?

Anuncios

~ por Gerardo en abril 23, 2007.

2 comentarios to “El juego de moda”

  1. hola me llamo jessiena vasquez y soy modelo de arica
    y sus modelos son buenos pero quiero mas muestra paar verlo digamen sus numeros para llamarlos adiso

  2. chicos es ta pagina a pesta sori no entre mas y soy antonela me conosen e contestame otro dioa chau barones y mujeres

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: