5, 4, 3, 2, 1… ¡¡cero!!

cuenta-atras.jpg 

Sigo enfermo. Hoy no he podido ni ir a clase. Era de esperar. Ayer trampeé el día como pude pero a última hora me dió el subidón, subidón y apaga y vámonos. Subidón sin fiebre, eso sí. Porque los resfriados “made in Gerardo” no incluyen fiebre. Pero, aun así, tienen suficientes argumentos como para amargarte el día: dolor de cabeza, lagrimeo constante, moquitos licuaditos (¡¡mmmm!!, qué agradable, ¿eh?), nariz roja…

El caso es que mi constipado y el calor, que tanto me gusta, consiguieron ayer eclipsar y relegar a hoy el comentario que estaba previsto, que no es otro que el super-estreno que las preclaras cabezas pensantes de Cuatro tenían programado para el martes: Cuenta atrás. Lo esperaba con una mezcla de interés, expectación curiosa y algo de mala leche. Interés porque me habían dicho algo del concepto del que partía la serie (una situación límite, salto atrás para ver cómo se llegó a la situación límite y desenlace final) y me resultaba seductor. Expectación curiosa porque los de Cuatro, que habitualmente tienen buen ojo para las series, llevaban tiempo con una rimbombante campaña publicitaria a bombo y platillo que logró despertarme el gusanillo. Y mala leche porque el doble capítulo de estreno suponía la reducción de las peripecias de mi amado Dr. House a un solo capítulo, o sea que muy buena tenía que ser la nueva serie para no cabrearme. Pero sí, amigos, efectivamente me cabreó. Porque, como diría Jesús Valmaña, Cuenta atrás es, de lo malo, lo peor. Y es una lástima, porque, como contaba antes, la idea inicial no es mala. Los malos son los actores y los guionistas.

De entrada, la serie está hecha por y para el lucimiento personal de Dani Martín, el del Canto del Loco, con lo que, si él falla, todo el proyecto se va al garete. Lamentablemente, el tío interpreta con la misma expresividad de una zanahoria. Intentan venderlo como poli duro y malo, malote, pero las dotes artísticas del chaval no dan para tanto y uno no se cree para nada su personaje. Cabe preguntarse, entonces, si un actor de verdad salvaría la serie. Pues no. Tal vez salvara el personaje, pero la serie no hay quien la salve porque el resto del reparto (salvo alguna honrosa excepción) está a la altura del protagonista, o sea, malos con ganas. Pero bueno, quizá si el guión fuera bueno… Pero no. Y, ojo, no es que las tramas y el desarrollo de las historias sean malas. Malas es poco. Son irracionales, delirantes, peliculeras e increibles. Para muestra un botón:

Corso (Dani Martín) y su coleguilla, la poli maciza (Dani Martín tiene que ir siempre rodeado de macizas) se van a Colombia a detener y traerse extraditado a un narco que se ha cargado a decenas de semejantes. Lo detienen porque Corso, un tío listo, le abre la puerta de un coche en las napias al narco cuando éste huía de la policía colombiana (¡qué escena tan original!). Un par de horas después, ya tienen todos los papeles a punto y se están subiendo a un avión con el malote para traerlo a España, para que después digan que la justicia es lenta. Ojito ahora, porque se traen a todo un narco con no-sé-cuántos asesinatos a la espalda ¡en un vuelo chárter! rodeados de ciento y la madre de civiles. Pero no pasa nada, porque Corso y la maciza están sentados uno a cada lado del narco, por si se escapa. Pero surge un imprevisto: Corso, que es humano, se queda sopa, y el narco se está haciendo pis. ¡Chan, chan, chan!  La maciza, que no es tan lista como Corso, le acompaña al meadero. Pero, como es mujer, no puede entrar al lavabo de hombres. ¿Qué hacer? ¡Pues, claro! ¡Qué solución tan brillante! Le quita las esposas al asesino para que pueda orinar libremente y a la marcha. ¡Qué sagacidad! Y, atentos, porque encima la tipa se despista y, en ese momento, el puñetero narco se pasa al wáter de mujeres (¡¡sin que nadie le vea!!) y se cepilla tranquilamente a una que hay dentro (con el consentimiento de ella, ¿eh?; narco y asesino pero “honrao”), aprovechando para quitarle un gancho del pelo con el que luego conseguirá escaparse.  ¡Inútiles! Si alguna vez estoy en apuros, aviso antes a Los Hombres de Paco que a éstos.

Lo dicho, por muy aburridos que estén, eviten verla. Por su salud. De hecho, empecé a encontrarme enfermo el martes por la noche. ¿Casualidad? La buena noticia es que seguro que esta panda de cretinos no le quitará espacio a House durante mucho tiempo. Y si no, entonces sí que emigro a la Antártida.

Anuncios

~ por Gerardo en mayo 10, 2007.

5 comentarios to “5, 4, 3, 2, 1… ¡¡cero!!”

  1. Odio a Dani Martin, odio a “el canto del loco”, todo lo que representa, odio las películas “school of rock” por tan patética voz del doblaje y también a las demás “Sinfín” y “Yo soy la Juani”.
    Gerardo tienes razón, a mi también me parece un actor patético y sumo que lo es además como cantante.
    No se que tipo de actor ven en esta persona repelente algunos directores. Tal vez que él en si sea ya un personaje (porque eso es lo que es).

  2. jope Carlos yo entraba aquí toda inocente y se me han quedado ojos como platos que te cebas hombre… perdónale la vida… algo patético si es, bueno va mucho… y cada vez más…

    y Gerardo a ti que te llamen a la 01:00 laaargaaa ¿no te parece extraños? me temo que estaba presente, formaba parte de la discusión ¿dos años o tres de cate? y yo aún juraría que fueron tres, pero me retracto pero porque tu lo dices y a la 01:00 de la madrugada ¡¡¡a mejorarse!!!

  3. entonces… si es tan patético… tan mal actor.. con esa cara sapo que tiene, canta como si le pisaran la cola a mi gata.. y no sabe decir ni Alaquàs.. ¿qué ha visto Patricia Conde en él? mundo cruel…

  4. ¿Dinero? ¿fama? ¿será igual de estupida que él? ¿en realidad será buen chico? :S

  5. no negaras q voluntad no li falta…. nunca me gustó, jo era fan del primo… i si, raro k siga fan de elcl, no es indie, ni cool… xo sempre m’han fet molta gracia…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: